Galicia

Souto da Retorta, el bosque de los gigantes

El Souto da Retorta, también conocido como el Eucaliptal de Chavín, está situado en la margen derecha del río Landro, al sur de la localidad de Viveiro. Este pequeño paraje fue declarado Monumento Natural en el año 2000.

En este pequeño “bosque de los gigantes” encontraremos algunos de los eucaliptos de mayor altura y envergadura del continente.

Qué ver en Souto da Retorta

Para llegar a Souto da Retorta lo haremos por la carretera LU-161, allí encontraremos un cartel que nos indica por dónde se accede. Tras un corto camino de tierra llegamos a un pequeño espacio donde podemos dejar el coche y en el cual se encuentra el inicio de la ruta para visitar este paraje.

La visita a Souto da Retorta la heremos por una ruta de apenas 1,5 Km, de dificultad muy baja, que discurre entre el río Landro y un canal de agua.

Aquí encontraremos eucaliptos plantados entre los años 1880 y 1912; algunos alcanzan los 80 metros de altura. También podemos ver árboles típicos de la franja atlántica como laureles, arces, alisos o robles.

 

Sin duda, el gran aliciente de esta visita es admirar a “El Abuelo” (“O Avo” en gallego). Es el eucalipto más anciano de este paraje. Fue plantado en 1880, tiene un perímetro en su base de 10,5 metros, una altura de 67 m y un volumen de 75,2 metros cúbicos. Es considerado el árbol más grande de España. Tiene un vallado perimetral para protegerle, ya que debido a su edad, está muy afectado por diversas enfermedades.

Otro aliciente es el río Landro y sus márgenes. Están dentro de la red Natura 2000, y además de alimentar a los árboles, es el hábitat de numerosas especies, como la trucha, el salmón, el reo, etc. Pero, sobretodo, cabe destacar la presencia del mejillón de río, especie que se encuentra dentro del catálogo gallego de especies amenazadas por su peligro de extinción.

Visitar este precioso paraje no nos llevará mucho tiempo y sin lugar a dudas disfrutaremos de la naturaleza y la tranquilidad del lugar, y más si lo hacemos en otoño.


Fotos: Luis Pasalodos y Laura Izquierdo

Anuncios
Categorías: Galicia | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Entre acantilados. Estaca de Bares

Volvemos al norte. Esta vez, a Estaca de Bares, cabo gallego situado en la provincia de La Coruña. Es el lugar que nos muestra la frontera imaginaria entre el Océano Atlántico y el mar Cantábrico y nos ofrece unas vistas preciosas sobre los acantilados.

IMG_1401

 

 

 

 

 

 

 

Es el punto más septentrional de la Península Ibérica, y está declarado de Interés Nacional y lugar de importancia comunitaria.

También es  un observatorio ornitológico, y se han llegado a contabilizar el paso de hasta 100.000 aves migratorias, una de ellas, el halcón peregrino.

Como curiosidad, todavía se pueden observar los restos de la Base Americana LORAN (Long Rage Aid to Navigation).Funcionó hasta el año 1991. A principio de los años sesenta, fue utilizada por los Guarda Costas de los USA. Los curiosos, aquí teneis más información sobre la base: http://vam.org.es/blog/post.php?id=36

En Estaca de Bares también se encuentra el faro del mismo nombre, comenzado a construir en 1849 y que lució por primera vez en 1859. Es el faro más al norte de la Península.

Algo que llama la atención en el entorno del paraje del cabo, es un edificio blanco, repleto de pequeñas ventanitas que parece ubicado fuera de sitio. Es un edificio acústico. Avisaba a los barcos cuando había niebla.

Y ya que estamos por allí, podemos pasarnos por O Porto de Bares, un pueblecito pesquero de visita casi obligada.

IMG_1433

Estaca de Bares un lugar tranquilo donde podemos disfrutar del paisaje gallego en todo su esplendor y uno de esos puntos geográficos que sin ser grandes monumentos o ciudades  siempre es interesante tenerlos en nuestro currículum viajero.

Fotografias: Luis Pasalodos @luispasalodos

Categorías: Galicia, Otros | Etiquetas: , , , , , , , , | Deja un comentario

La magia del mar y el viento: Playa de las Catedrales

Hoy nos damos un paseo por un lugar maravilloso, la Playa de las Catedrales, a unos diez kilómetros de Ribadeo, en la provincia de Lugo. Sin duda, una de las mejores playas de Galicia. Está declarada Monumento Natural por la consejería de Medio Ambiente de la Junta de Galicia.

IMG_1466

Playa de las catedrales

Pero, ¿por qué se llama Playa de las Catedrales? Su nombre original era el de playa de Aguas Santas, pero por las formas de arco de sus acantilados, gracias a la erosión del viento y el mar, los turistas comenzaron a denominarla “Playa de las Catedrales”.

Para disfrutar de ella en todo su explendor, lo mejor es ir antes de que la marea esté baja del todo para que nos de tiempo a recorrer toda la playa, y, admirar sobre su fina arena, sus altos arcos o sus profundas cuevas.

IMG_1472

Playa de las catedrales

Un lugar privilegiado del que disfrutarán los amantes de la naturaleza, ya que podrán observar el trabajo que durante años han venido realizando, mano a mano, el viento y el mar. Para poder disfrutarlo de forma sostenible y ordenada, durante los meses de verano (1 de Julio hasta el 30 de Septiembre) se tiene que solicitar cita previa para visitar la Playa de las Catedrales, de forma gratuita, en el siguiente enlace aquí.

IMG_1469

Playa de las catedrales

IMG_1463

Playa de las catedrales

IMG_1477

Playa de las catedrales

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Además, antes de bajar a la playa, tenemos mesas dispuestas como merendero por si queremos hacer un descanso, incluso tenemos hasta un mini-mercadillo hippie.

Y, aprovechando que estamos por allí, y si tenemos tiempo, podemos acercarnos hasta Estaca de Bares y admirar sus bonitas vistas o el pueblo de Viveiro.

Fotografías: Luis Pasalodos @luispasalodos

Categorías: Galicia, Playas | Etiquetas: , , , , | 1 comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Misterio Estelar

Paraísos particulares

3rd Culture Wife

Adventures at Home and Abroad

Quaerendo Invenietis

Otro sitio realizado con WordPress

Mi Gran Premio

Paraísos particulares

Valladolid, de pueblo en pueblo

Cuando cada lugar cuenta

La mochila de Laura

Paraísos particulares